Ambarvalia

Suovetaurilia

(De ambio, dar vuelta y arvum, campo)
Era una fiesta romana de purificación de los campos, en la que se llevaba a cabo un rito de  fertilidad, consistente en dar tres vueltas a los límites de  lus campos en procesión, llevando a un buey, un cordero y un cerdo (suovetaurilia), para posteriormente sacrificarlos a los dioses.
Estas fiestas eran de dos clases, privadas y públicas. Las privadas eran solemnizadas por los jefes de familias, acompañados por sus hijos y sirvientes; las públicas se celebraban en los límites de la ciudad y en ellas, doce “Fratres Arvales” caminaban a la cabeza de una procesión de ciudadanos.

Virgilio, Georgicas, I, 338-350
in primis uenerare deos, atque annua magnae
sacra refer Cereri laetis operatus in herbis
extremae sub casum hiemis, iam uere sereno.
tum pingues agni et tum mollissima uina,
tum somni dulces densaeque in montibus umbrae.
cuncta tibi Cererem pubes agrestis adoret:
cui tu lacte fauos et miti dilue Baccho,
terque nouas circum felix eat hostia fruges,
omnis quam chorus et socii comitentur ouantes
et Cererem clamore uocent in tecta; neque ante
falcem maturis quisquam supponat aristis
quam Cereri torta redimitus tempora quercu
det motus incompositos et carmina dicat.

Pero ante todo, honra a los dioses y ofrece a la gran Ceres los sacrificios anuales, oficiando la ceremonia  sobre un lozano prado, justo en el ocaso del invierno, cuando ya es serena prima­vera. En ese tiempo están gordos los corderos y los vinos son muy suaves, dulce el sueño y tupida la sombra de los montes. Toda la juventud campesina debe rendir a tu lado culto a Ce­res, en su honor has de fundir panales de miel en leche y vino dulce; que dé tres vueltas en torno a las nuevas mieses la víctima propiciatoria, que la siga en procesión todo el coro de tus compañeros en fiesta pidiendo a gritos a la diosa que entre en sus hogares; y que nadie meta la hoz a las espigas maduras hasta haber ejecutado en honor de Ceres unos sencillos movi­mientos de danza y haber recitado los cánticos rituales con  las sienes ceñidas por una corona de encina.

(Traducción de Jaime Velázquez)

Tibulo, Elegías, II 1
Quisquis adest, faueat: fruges lustramus et agros
ritus ut a prisco traditus extat auo.
Bacche, ueni, dulcisque tuis e cornibus uua
pendeat, et spicis tempora cinge, Ceres.
luce sacra requiescat humus, requiescat arator
et graue suspenso uomere cesset opus.
soluite uincla iugis: nunc ad praesepia debent
plena coronato stare boues capite.
omnia sint operata deo: non audeat ulla
lanificam pensis imposuisse manum.
uos quoque abesse procul iubeo, discedat ab aris,
cui tulit hesterna gaudia nocte Venus.
casta placent superis: pura cum ueste uenite
et manibus puris sumite fontis aquam.
cernite, fulgentes ut eat sacer agnus ad aras
uinctaque post olea candida turba comas.
di patrii, purgamus agros, purgamus agrestes:
uos mala de nostris pellite limitibus,
neu seges eludat messem fallacibus herbis
neu timeat celeres tardior agna lupos.

Que todos los presentes guarden silencio: purificamos las cosechas y los campos, según las exigencias de un rito transmitido por un antiguo antepasado. Baco, ven, y que de tus cuernos cuelguen dulces racimos de uva; ciñe también de espigas tus sienes, Ceres. En este día sagrado, que se descanse la tierra, que se descanse el labrador, y, levantado el arado, cese el penoso trabajo. Quitad las cadenas a los yugos: hoy los bueyes deben tenerse en pie, con la cabeza coronada, cerca de los establos llenos. Que todo sea al servicio del dios; que ninguna hilandera se atreva a ponerse mano a la obra. Vosotros manteneos a distancia, os lo ordeno, alejaos del altar aquellos a quienes Venus colmó de gozo la noche anterior. La castidad agrada a los dioses: venid con vestidos puros y tomad el agua de la fuente con manos puras. Ved, como el cordero sagrado marcha hacia los altares brillantes y,  detrás de él, la multitud resplandeciente, con los cabellos coronados de olivo. Dioses de nuestros padres, nosotros purificamos los campos, nosotros purificamos los campesinos; vosotros, expulsad las desgracias de nuestras casas, y que el campo sembrado no eche a perder la cosecha por unos brotes engañosos y que el cordero que se ha retardado un poco no tema a los rápidos lobos.

Virgilio, Bucólicas, V, 74-80
Haec tibi semper erunt, et cum sollemnia uota
reddemus Nymphis, et cum lustrabimus agros.
Dum iuga montis aper, fluuios dum piscis amabit,
dumque thymo pascentur apes, dum rore cicadae,
semper honos nomenque tuom laudesque manebunt.
Vt Baccho Cererique, tibi sic uota quotannis
agricolae facient: damnabis tu quoque uotis.

Estos honores siempre  te serán rendidos, tanto cuando cumplamos nuestras solemnes promesas con las Ninfas, como cuando purifiquemos los campos. Mientras que el jabalí se complazca en lo alto de las montañas y el pez en el río, mientras que las abejas se alimenten de tomillo y las cigarras del rocío, subsistirán tu culto, tu nombre y tus alabanzas. Como a Baco y a Ceres, a ti cada año los agricultores harán sus promesas, y tú les obligarás a cumplirlas.

Anuncios

La fuerza irresistible del impulso amoroso

Virigilio, Geórgicas III  209-283

Sed non ulla magis uiris industria firmat
quam Venerem et cæci stimulos auertere amoris,
siue boum, siue est cui gratior usus equorum.
atque ideo tauros procul atque in sola relegant
pascua, post montem oppositum, et trans flumina lata,
aut intus clausos satura ad præsepia seruant.
carpit enim uiris paulatim, uritque uidendo
femina, nec nemorum patitur meminisse nec herbæ.
dulcibus illa quidem illecebris et sæpe superbos
cornibus inter se subigit decernere amantis.
pascitur in magna Sila formosa iuuenca :
illi alternantes multa ui prælia miscent
uulneribus crebris ; lauit ater corpora sanguis,.
uersaque in obnixos urgentur cornua vasto
cum gemitu : reboant siluæque et magnus Olympus.
nec mos bellantis una stabulare, sed alter
uictus abit longeque ignotis exsulat oris,
multa gemens ignominiam, plagasque superbi
uictoris, tum quos amisit inultus amores ;
et stabula aspectans regnis excessit auitis.
ergo omni cura uiris exercet et inter
dura iacet pernox instrato saxa cubili
frondibus hirsutis et carice pastus acuta,
et tentat sese, atque irasci in cornua discit
arboris obnixus trunco, uentosque lacessit
ictibus, et sparsa ad pugnam proludit harena.
post, ubi collectum robur, uiresque refectæ,
signa mouet, præcepsque oblitum fertur in hostem :
fluctus uti medio coepit cum albescere ponto,
longius ex altoque sinum trahit, utque uolutus
ad terras immane sonat per saxa neque ipso
monte minor procumbit, at ima exæstuat unda
uerticibus nigramque alte subiectat harenam.

Omne adeo genus in terris hominumque ferarumque
et genus aequoreum, pecudes pictaeque uolucres,
in furias ignemque ruunt: amor omnibus idem.
tempore non alio catulorum oblita leaena
saeuior errauit campis, nec funera uulgo
tam multa informes ursi stragemque dedere
per siluas; tum saeuus aper, tum pessima tigris;
heu male tum Libyae solis erratur in agris.
nonne uides ut tota tremor pertemptet equorum
corpora, si tantum notas odor attulit auras?
ac neque eos iam frena uirum neque uerbera saeua,
non scopuli rupesque cauae atque obiecta retardant
flumina correptosque unda torquentia montis.
ipse ruit dentesque Sabellicus exacuit sus
et pede prosubigit terram, fricat arbore costas
atque hinc atque illinc umeros ad uulnera durat.
quid iuuenis, magnum cui uersat in ossibus ignem
durus amor? nempe abruptis turbata procellis
nocte natat caeca serus freta, quem super ingens
porta tonat caeli, et scopulis inlisa reclamant
aequora; nec miseri possunt reuocare parentes,
nec moritura super crudeli funere uirgo.
quid lynces Bacchi uariae et genus acre luporum
atque canum? quid quae imbelles dant proelia cerui?
scilicet ante omnis furor est insignis equarum;
et mentem Venus ipsa dedit, quo tempore Glauci
Potniades malis membra absumpsere quadrigae.
illas ducit amor trans Gargara transque sonantem
Ascanium; superant montis et flumina tranant.
continuoque auidis ubi subdita flamma medullis
(uere magis, quia uere calor redit ossibus), illae
ore omnes uersae in Zephyrum stant rupibus altis,
exceptantque leuis auras, et saepe sine ullis
coniugiis uento grauidae (mirabile dictu)
saxa per et scopulos et depressas conuallis
diffugiunt, non, Eure, tuos neque solis ad ortus,
in Borean Caurumque, aut unde nigerrimus Auster
nascitur et pluuio contristat frigore caelum.
hic demum, hippomanes uero quod nomine dicunt
pastores, lentum destillat ab inguine uirus,
hippomanes, quod saepe malae legere nouercae
miscueruntque herbas et non innoxia uerba.

Sed non ulla industria firmat magis uiris, pero ningun proceder afirma más (sus) fuerzas ; quam auertere Venerem et stimulos amoris cæci, como alejar (de ellos) a Venus y a los estímulos del amor ciego ; siue usus boum siue equorum est gratior cui, sea que el uso (la cría) de bueyes, sea que (el uso) de caballos es (sea) más agradable a alguien ; atque ideo relegant tauros procul, y por eso (los ganaderos) relegan a los toros lejos ;  atque in pascua sola, y en los pastos solitarios ; post montem oppositum, detrás de una montaña colocada delante de ellos ; et trans flumina lata, y más allá de los ríos anchos ; aut seruant clausos intus ad præsepia satura,  o (los) guardan encerrados dentro junto a pesebres llenos ; femina enim carpit uiris paulatim, pues la hembra consume (sus) fuerzas poco a poco ; uritque uidendo,  y (les) quema siendo vista (por ellos) ; nec patitur meminisse nemorum nec herbæ, y no (les) permite acordarse de los bosques ni de la hierba (pasto) ; illa quidem dulcibus illecebris, aquella ciertamente con los dulces encantos ;  et subigit sæpe superbos amantes decernere inter se cornibus, conduce frecuentemente a (sus) soberbios amantes a luchar entre sí con los cuernos; formosa iuuenca pascitur in magna Sila, la hermosa novilla pace en el gran Sila; illi alternantes,  ellos alternantes (mutuamente);  miscent prælia, mezclan (emprenden) combates; multa ui, con gran fuerza; uulneribus crebris; con heridas frecuentes; sanguis ater lauit corpora,  negra sangre baña (sus) cuerpos; cornuaque uersa in obnixos, y (sus) cuernos vueltos contra (los que) luchan con esfuerzo;  urgentur cum uasto gemitu, son empujados con un vasto bramido; siluæque et magnus Olympus reboant, los bosques y el gran Olimpo retumban (el eco); nec mos bellantes stabulare una, y la costumbre no (es) que los combatientes habiten juntamente en el establo; sed alter abit uictus, sino que uno se va vencido; exsulatque longe oris ignotis, y vive en el destierro lejos en orillas desconocidas; gemens multa ignominiam, deplorando frecuentemente su ignominia; plagasque uictoris superbi,  y las heridas (recibidas) del soberbio vencedor; tum amores quos amisit inultus, pero además los amores que perdió sin venganza; et aspectans stabula excessit regnis auitis, y mirando los establos se retira de los reinos de sus antepasados;  ergo exercet uiris omni cura, en consecuencia ejercita sus fuerzas con todo cuidado; et iacet pernox cubili instrato inter dura saxa,  y yace durante la noche en un cubil a la intemperie entre duras rocas; pastus frondibus hirsutis et carice acuta, alimentado de hojas espinosas y de carrizo puntiagudo; et sese tentat,  y se pone a prueba;  atque discit irasci in cornua obnixus trunco arboris,  y aprende a irritarse para los (combates a golpes de) cuernos luchando contra el tronco de un árbol;  lacessitque uentos ictibus,  y acosa a los vientos con los golpes; et proludit ad pugnam harena sparsa, y se prepara al combate con la arena dispersa; post ubi robur collectum uiresque refectæ mouet signa, después desde que ha recogido el vigor y reparadas las fuerza hace avanzar las banderas;  præcepsque fertur in hostem oblitum,  y precipitándose se dirige contra el enemigo que le ha olvidado;  uti fluctus, como la ola; cum coepit albescere longius medio ponto,  cuando comienza a blanquear más lejos en medio del mar; trahitque sinum  ex alto, arrastra su curva desde alta mar; utque uolutus ad terras, y como rodando hacia la tierra; sonat immane per saxa, resuena terriblemente por las rocas; neque procumbit minor monte ipso, y no cae menos que la montaña misma; at unda ima exæstuat uorticibus, pero la ola más baja hierve con torbellinos; subiectatque alte harenam nigram, y lanza a lo alto una arena negra;

adeo in terris omne genus hominumque ferarumque, hasta tal punto en las tierras toda especie de hombres y de animales; et genus æquoreum, pecudes, uolucresque pictæ, y la especie marina los rebaños y los pájaros pintados; ruunt in furias ignemque, se precipitan hacia las pasiones y el fuego;  amor idem ómnibus, el amor (es) el mismo para todos;  non alio tempore leæna oblita catulorum errauit sæuior campis,  no en otro tiempo la leona olvidada de los cachorros ha errado más fiera por los campos;  nec ursi informes dedere uulgo tam multa funera stragemque per silvas, ni los osos deformes han dado por todas partes tantas muertes y masacre por los bosques; tum aper sæuus, entonces el jabalí es feroz; tum tigris pessima, entonces el tigre (es) peor que nunca;  heu ! male tum erratur in agris solis Libyæ, Ay! mal entonces (para quien) este perdido por los campos solitarios de Libia; nonne uides, ¿acaso no ves; ut tremor pertentet corpora tota equorum, como un temblor agita los cuerpos enteros de los caballos; si tantum odor attulit auras notas?,  si solamente el olor les ha llevado las brisas conocidas?; ac iam neque frena uirum, y ya ni los frenos de los hombres; neque uerbera sæua, ni los látigos crueles; non scopuli rupesque cauæ,  ni peñascos ni los barrancos profundos; atque flumina obiecta, ni los ríos colocados delante;  torquentiaque unda montes correptos,  y arrastrando en (su) ola los montes arrancados; retardant eos, los retardan a ellos; sus Sabellicus ipse ruit, el propio jabalí sabélico se precipita;  exacuitque dentes, y afila sus colmillos; et prosubigit terram pede, y escarba la tierra con la pezuña; fricat costas arbore,  frota sus costados contra un árbol; atque hinc atque illinc durat humeros ad uulnera,  y aquí y allá endurece sus hombres para las (posibles) heridas;  quid iuuenis, ¿ a qué (no se atreverá) el joven; cui durus amor uersat magnum ignem in ossibus ?, a quien el cruel amor vuelve (hace correr) un gran fuego en los huesos?; nempe, pues bien; serus nocte cæca natat freta turbata procellis abruptis, tardío (tarde) en la noche oscura atraviesa a nado el estrecho perturbado por tormentas desencadenadas ; super quem ingens porta cæli tonat, (él) por encima de quien la inmensa puerta del cielo truena; et æquora illisa scopulis reclamant, y las aguas se rompen con gran ruido contra las rocas; nec parentes miseri possunt reuocare,  ni (sus) padres infortunados pueden hacerle volver; nec uirgo moritura super funere crudeli,  ni la doncella que ha de morir además (después de él) con una muerte cruel; quid lynces uariæ Bacchi, ¿ a qué (no se atreveran) los linces moteados de Baco; et genus acre luporum,  y la raza fogosa de los lobos; atque canum,  y (la de) los perros; ceruique imbelles qui dant prælia ?,  y los ciervos pacíficos que sostienen combates; scilicet furor equarum est insignis ante omnes, sin duda el frenesí amoroso de las yeguas es notable por encima de todos;  et Venus ipsa dedit mentem, y la propia Venus (les) dio (esta) disposición; tempore quo quadrigæ Potniades absumsere malis membra Glauci, en el tiempo en que las cuadrigas de Potnia devoraron con sus mandíbulas los miembros de Glauco; amor ducit illas trans Gargara,  el amor lleva a ellas más allá del Gargara; transque Ascanium sonantem, y más alla del Ascanio resonante ; superant montes,  franquean las montañas; et tranant flumina, y atraviesan a nado los ríos; continuoque, ubi flamma subdita medullis auidis, e inmediatamente después de que la llama (del deseo) (ha sido) atizada en sus entrañas ávidas; uere magis,  en primavera especialmente; quia uere calor redit ossibus, porque en primavera el calor vuelve a los huesos; illæ stant rupibus altis, ellas se plantan sobre unas rocas elevadas; uersas omnes ore in Zephyrum, vueltas todas por el rostro hacia el Zéfiro; exceptantque auras leues, y reciben las brisas ligeras ; et sæpe sine ullis coniugiis grauidæ vento,  y a menudo sin ningún apareamiento fecundadas por el viento; mirabile dictu !, (cosa) admirable de ser dicha!;  diffugiunt per saxa et scopulos et convallis depressas, huyen a través de peñas y precipicios y valles profundos;  non ad tuos ortus, no hacia tu nacimiento; Eure, Euro; neque solis, ni (hacia el nacimiento) del sol;  in Boream Caurumque,  (sino ) hacia el Boreas y el Cauro; aut unde nigerrimus Auster nascitur, o donde el muy negro Auster nace;  et contristat cælum frigore pluvio, y entristece al cielo con un frío lluvioso;  hic demum uirus lentum,  entonces finalmente un líquido viscoso; quod pastores dicunt hippomanes uero nomine, que los pastores llaman hipómanes por su verdadero nombre;  destillat ab inguine,  destila de la ingle;  ; hippomanes quod nouercæ malæ legere sæpe, hipómanes que madrastras perversas han recogido a menudo;  miscueruntque herbas, y han mezclado a las hierbas; et uerba non innoxia,  y a las palabras no inofensivas.

Afortunados agricultores

El poeta resalta las delicias de la vida campestre

Virgilio. Georgicas, II, 458 -535

O fortunatos nimium, sua si bona norint
agricolas! quibus ipsa procul discordibus armis
fundit humo facilem uictum iustissima tellus.
si non ingentem foribus domus alta superbis
mane salutantum totis uomit aedibus undam,
nec uarios inhiant pulchra testudine postis
inlusasque auro uestis Ephyreiaque aera,
alba neque Assyrio fucatur lana ueneno,
nec casia liquidi corrumpitur usus oliui;
at secura quies et nescia fallere uita,
diues opum uariarum, at latis otia fundis,
speluncae uiuique lacus, at frígida tempe
mugitusque boum mollesque sub arbore somni
non absunt; illic saltus ac lustra ferarum
et patiens operum exiguoque adsueta iuuentus,
sacra deum sanctique patres; extrema per illos
Iustitia excedens terris uestigia fecit.
Me uero primum dulces ante omnia Musae,
quarum sacra fero ingenti percussus amore,
accipiant caelique uias et sidera monstrent,
defectus solis uarios lunaeque labores;
unde tremor terris, qua ui maria alta tumescant
obicibus ruptis rursusque in se ipsa residant,
quid tantum Oceano properent se tingere soles
hiberni, uel quae tardis mora noctibus obstet.
sin has ne possim naturae accedere partis
frigidus obstiterit circum praecordia sanguis,
rura mihi et rigui placeant in uallibus amnes,
flumina amem siluasque inglorius. o ubi campi
Spercheosque et uirginibus bachata Lacaenis
Taygeta! o qui me gelidis con uallibus Haemi
sistat, et ingenti ramorum protegat umbra!
felix qui potuit rerum cognoscere causas
atque metus omni set inexorabile fatum
subiecit pedibus strepitumque Acherontis auari:
fortunatus et ille deos qui nouit agrestis
Panaque Siluanumque senem Nymphasque sorores.
illum non populi fasces, non purpura regum
flexit et infidos agitans discordia fratres,
aut coniurato descendens Dacus ab Histro,
non res Romanae perituraque regna; neque ille
aut doluit miserans inopem aut inuidit habenti.
quos rami fructus, quos ipsa uolentia rura
sponte tulere sua, carpsit, nec ferrea iura
insanumque fórum aut populi tabularia uidit.
sollicitant alii remis freta caeca, ruuntque
inferrum, penetrant aulas et limina regum;
hic petit excidiis urbem miserosque penatis,
ut gemma bibat et Sarrano dormiat ostro;
condit opes alius de fossoque in cuba tauro;
hic stupe tattonitus rostris, hunc plausus hiantem
per cuneos geminatus enim plebisque patrumque
corripuit; gaudent perfusi sanguine fratrum,
exsilioque domos et dulcia limina mutant
atque alio patriam quaerunt sub sole iacentem.
agricola incuruo terram dimouit aratro:
hic anni labor, hinc patriam paruosque nepotes
sustinet, hinc armenta boum meritosque iuuencos.
nec requies, quin aut pomis exuberet annus
aut fetu pecorum aut cerealis mergite culmi,
prouentuque oneret sulcos atque horrea uincat.
uenit hiems: teritur Sicyonia baca trapetis,
glande sues laeti redeunt, dant arbuta siluae;
et uarios ponit fetus autumnus, et alte
mitis in apricis coquitur uindemia saxis.
interea dulces pendent circum oscula nati,
casta pudicitiam seruat domus, ubera uaccae
lactea demittunt, pinguesque in gramine laeto
inter se aduersis luctantur cornibus haedi.
ipse dies agitat festos fususque per herbam,
ignis ubi in medio et socii cratera coronant,
te libans, Lenaee, uocat pecorisque magistris
uelocis iaculi certamina ponit in ulmo,
corporaque agresti nudant praedura palaestra.
hanc olim ueteres uitam coluere Sabini,
hanc Remus et frater; sic fortis Etruria creuit
scilicet et rerum facta est pulcherrima Roma,
septemque una sibi muro circumdedit arces.

O nimium fortunatos agricolas, ¡Oh, en extremo afortunados labradores; si norint sua bona!, si conocieran sus bienes!;quibus procul discordibus armis tellus iustissima fundit ipsa humo facilem uictum, a quiénes, lejos de las armas enemigas, justísima la tierra brinda ella misma del suelo fácil sustento; si domus alta foribus superbis non uomit totis aedibus ingentem undam salutantum mane, si la mansión noble por las soberbias puertas no vomita en todos sus aposentos una oleada considerable de (clientes) saludadores por la mañana; nec inhiant uarios postis testudine pulchra uestisque  inlusas auro aeraque Ephyreia, ni se extasían delante de los dinteles variados (trabajados) de ricas conchas, de los vestidos recamados en oro y de los bronces de Efira; neque alba lana fucatur ueneno Assyrio, nec usus oliui liquidi corrumpitur casia, y (si) la blanca lana no se tiñe (para ellos) con el veneno asirio, y (si) el uso de la oliva límpida no se corrompe (para ellos) con la canela; at quies secura et uita nescia fallere, diues opum uariarum, pero (disfrutan  de )descanso seguro, una vida que no sabe engañar, rica en variados recursos; at otia latis fundis, speluncae lacusque uiui, at frígida tempe mugitusque boum mollesque somni sub arbore non absunt, distracciones en sus extensas heredades, grutas, lagos de agua viva, frescos tempes (valles), los mugidos de los bueyes y dulces sueños bajo un árbol no les faltan; illic saltus ac lustra ferarum et iuuentus patiens operum , allí (hay) sotos y madrigueras de animales salvajes, y una juventud que soporta el trabajo; adsuetaque exiguo, sacra deum patresque sancti, y está acostumbrada a lo módico, y (las ceremonias) sagradas de los dioses y los padres (los ancianos) santos (venerados);Iustitia excedens terris fecit per illos extrema uestigia, la Justicia retirándose de la tierra hizo (marcó) entre ellos  las ultimas huellas (de sus pasos); primum uero ante omnia dulces Musae, quarum fero sacra percussus  ingenti amore, accipiant me, pero que en primer lugar ante todo las dulces Musas, de quienes llevo las cosas sagradas,  con gran amor tocado de un gran amor (por ellas), me acojan;   monstrentque uias et sidera caeli, defectus uarios solis laboresque lunae, y me muestren las sendas y los astros del cielo, y los varios eclipses del sol y las fases  de la luna ; unde tremor terris, qua ui maria alta tumescant obicibus ruptis ipsaque residant rursus in se, de donde (vienen) los temblores de tierra, por qué fuerza los mares profundos se hinchan, rotos sus barreras, y luego vuelven a reposar sobre ellos mismos; quid soles hiberni properent  tantum se tingere Oceano, uel quae mora obstet noctibus tardis, por qué los soles de invierno se apresuran tanto en sumergirse en el Océano,  o qué retraso hace obstáculo a las noches tardías; sin sanguis frigidus circum præcordia obstiterit, ne possim accedere has partes naturæ, rura et amnes rigui in vallibus placeant mihi, mas si una sangre fría alrededor del corazón me impide que yo  pueda acceder a  estos misterios de la naturaleza, que los campos y los arroyos que riegan los valles me agraden;inglorius amem flumina silvasque, que sin gloria me gusten los ríos y las selvas; o, ubi campi, Sperchiusque, et Taygeta bacchata virginibus Lacænis, ¡oh! ¿dónde (estáis), campos , y Esperquio y Taigeto, frecuentado en las bacanales por las vírgenes lacedemonias? ; o, qui sistat me in vallibus gelidis Hæmi et protegat ingenti umbra ramorum!,¡Oh!, quién me establecerá en los helados valles del Hemo y me cobijará con la gran sombra de sus enramadas!; Felix qui potuit cognoscere causas rerum, atque subjecit pedibus omnes metus, et fatum inexorabile strepitumque Acherontis avari , dichoso aquel que pudo conocer las causas de las cosas, y (que) puso bajo sus pies todos los temores y el destino  inexorable y el estrépito del avaro Aqueronte; Fortunatus et ille qui novit deos agrestes, Panaque, senem que Silvanum, Nymphasque sórores, afortunado también aquel que conoce a los dioses agrestes, a Pan y al viejo Silvano, y a las ninfas hermanas; non fasces populi, non purpura regum flexit Illum, et discordia agitans infidos fratres, aut Dacus descendens ab Istro conjurato, ni las fasces populares, ni la púrpura de los reyes han perturbado a aquél, y (ni) la discordia que agita a los pérfidos hermanos, o (ni) el Dacio que baja del Istro conjurado; non res Romanæ, regnaque peritura; neque ille aut doluit miserans inopem, aut invidit habenti, ni los asuntos romanos, y los reinos perecederos, y (nunca) aquel o ha sido afligido compadeciendo al indigente o ha envidiado al poseedor;   carpsit fructus quos rami, quos rura ipsa volentia tulere sua sponte ; nec vidit jura ferrea, forumque insanum, aut tabularia populi; recoge los frutos que las ramas (árboles), que los campos por ellos mismos queriendo (bien) le dan de buen grado; no conoce ni las duras leyes, ni el insensato foro, ni los archivos del pueblo; alii sollicitant remis freta cæca, ruuntque in ferrum, otros baten con los remos los mares desconocidos y corren al hierro (a las armas); penetrant aulas et limina regum, penetran en los estrados y en los umbrales de los reyes; hic petit excidiis urbem miserosque Penates, ut bibat gemma, et dormiat ostro Sarrano , éste aspira a la ruina de la ciudad (del estado) y de sus míseros penates, a fin de beber en (copas de ) piedra preciosa y de dormir en la púrpura de Sarra; alius condit opes, incubatque defosso auro, aquél esconde sus riquezas y se acuesta sobre el soterrado oro; hic attonitus stupet rostris, éste asombrado se queda atónito en  las tribunas; plausus per cuneos plebisque patrumque corripuit hunc hiantem geminatus enim,el aplauso entre los bancos (del teatro) de la plebe y de los padres (senadores) ha atraído a aquél con la boca abierta pues (el aplauso es) redoblado; gaudent perfusi sanguine fratrum,(otros) se recrean bañados por la  sangre de sus hermanos; mutantque exsilio domos et dulcia limina, atque quærunt patriam jacentem sub alio sole,  y cambian  por el destierro (sus) casas) y los dulces umbrales, y buscan una patria situada bajo otro sol; agricola dimouit terram aratro incuruo, el labrador hiende la tierra con el arado curvo; hic labor anni, hinc sustinet patriam paruosque nepotes, hinc Armenta boum iuuencosque meritos, este es su trabajo de todo el año, de aquí sostiene (alimenta)a (su) patria y a (sus) pequeños nietos, de aquí (alimenta) a sus rebaños de bueyes y a novillos, que lo merecen; nec requies, quin annus exuberet  aut pomis aut fetu pecorum aut mergite culmi Cerealis, y no (hay) descanso  sin que el año rebose o en frutos, o en crías de ganado, o en gavillas de tallos de trigo; oneretque sulcos prouentu atque uincat horrea, y colme los surcos de cosecha y venza (reviente) al granero; hiems uenit, el invierno ha llegado; baca Sicyonia teritur trapetis, la baya sicionia se muele en las prensas; sues redeunt laeti glande, los cerdos regresan saciados de bellota; siluae dant arbuta, las selvas dan madroños; et autumnus ponit fetus uarios, y el otoño pone (deja caer) frutos variados; et mitis uindemia coquitur alte in saxis apricis, y la dulce vendimia se cuece (madura)en lo alto en peñascos los soleados; interea nati dulces pendent circum oscula, entre tanto sus queridos hijos están colgados alrededor de (sus) besos; casta domus seruat pudicitiam, (su) casta morada guarda el pudor; uaccae demittunt ubera lactea, sus vacas llevan las ubres llenas de leche; pinguesque haedi in gramine laeto luctantur inter se cornibus aduersis, y los cebados cabritillos en el prado abundante  luchan entre ellos con los cuernos opuestos; ipse agitat dies festos,  él mismo pasa (celebra) los días festivos; fususque per herbam, y tendido en la hierba; ubi ignis in medio, donde el fuego (está colocado) en medio; et socii coronant cratera,y (donde) los compañeros coronan (de flores) la crátera; libans,ofreciendo libaciones;  uocat te, Lenaee, te invoca, ¡oh Leneo!;  ponitque in ulmo magistris pecoris certamina iaculi uelocis, y establece sobre un olmo (escogido como blanco) para los maestros del ganado (los pastores) los certámenes del dardo veloz; nudantque corpora praedura palaestra agresti,  y desnudan los cuerpos vigorosos en palestra agreste;  ueteres Sabini coluere olim hanc uitam, los antiguos Sabinos hacían en otro tiempo esta vida;  Remus et frater hanc,  Remo y su hermano (llevaron) esta (vida); sic scilicet fortis Etruria creuit, así sin duda la fuerte Etruria creció; et Roma est facta pulcherrima rerum, y (así) Roma se hio la más hermosa de las cosas (ciudades); unaque circum dedit sibi muro septem arces, y sola (una sola ciudad) rodeó para sí con una muralla siete colinas.

 

 

Flora de Virgilio: Aesculus

La identificación de los árboles que aparecen en la obra de Virgilio es algunas veces complicada. Así sucede con el Aesculus mencionado en el libro II de las Georgicas. Este árbol ha sido identificado con el Esculus citado por Plinio y denominado Quercus Esculus por Linneo, sinónimo de Quercus petraea (roble albar). Pero esta atribución plantea la duda de que el epíteto de máxima y la descripción de un árbol que toca a la vez los Cielos y el Tártaro puedan corresponder a una de las más pequeñas especies de roble. Las versiones a las lenguas actuales son de lo más variado, por ejemplo  Jaime Velázquez, en la edición de Cátedra, traduce Aesculus por carrasca (II, 16) y por encina (II, 291).

pars autem posito surgunt de semine, ut altae
castaneae, nemorumque Ioui quae maxima frondet
aesculus, atque habitae Grais oracula quercus.

pars autem surgunt de semine posito, pero una parte se elevan (nacen) de una semilla depositada (en tierra); ut castaneae altae, como los castaños elevados; aesculusque quae maxima nemorum frondet Ioui, y el quercus esculus que el más elevado de los bosques se cubre de hojas para Júpiter; atque quercus habitae oracula Grais, y los robles mirados (como) oráculos por los griegos.

Geórgicas II, 14-16

altior ac penitus terrae defigitur arbos,
aesculus in primis, quae quantum uertice ad auras
aetherias, tantum radice in Tartara tendit.
ergo non hiemes illam, non flabra neque imbres
conuellunt: immota manet multosque nepotes,
multa uirum uoluens durando saecula uincit,
tum fortis late ramos et bracchia tendens
huc illuc media ipsa ingentem sustinet umbram.

arbos defigitur terrae altior ac penitus, el árbol es plantado en tierra más elevado(más bajo) y profundamente; aesculus in primis, el quercus esculus entre los primeros (sobre todo);quae,  el cual;  quantum tendit uertice ad auras aetherias, cuanto se avanza con la cabeza hacia las auras etéreas;  tantum radice in Tartara;  tanto (se hunde) con la raíz hacia el Tártaro;  ergo non hiemes non flabra neque imbres conuellunt illam, así ni las tempestades ni los vientos ni las lluvias no la arrancan;  manet immota, permanece inmovible;  uincitque multos nepotes y sobrepasa (por la edad) a muchos nietos;  uoluens durando multa saecula uirum, haciendo avanzar (viendo pasar) numerosas generaciones de hombres;  tum tendens late ramos fortis et bracchia huc illuc, pues tendiendo a lo lejos su ramas vigorosas y sus brazos aquí y allá; ipsa media sustinet umbram ingentem, el mismo en el medio sostiene (unas ramas que producen) una sombra inmensa.

Geórgicas II, 290-297

Variedad de árboles

Virgilio. Geórgicas, II, 109-135

Nec uero terrae ferre omnes omnia possunt.
fluminibus salices crassisque paludibus alni
nascuntur, steriles saxosis montibus orni;
litora myrtetis laetissima; denique apertos
Bacchus amat collis, Aquilonem et frigora taxi.
aspice et extremis domitum cultoribus orbem
Eoasque domos Arabum pictosque Gelonos:
diuisae arboribus patriae. sola India nigrum
fert hebenum, solis est turea uirga Sabaeis.
quid tibi odorato referam sudantia ligno
balsamaque et bacas semper frondentis acanthi?
quid nemora Aethiopum molli canentia lana 1,
uelleraque ut foliis depectant tenuia Seres?
aut quos Oceano propior gerit India lucos,
extremi sinus orbis, ubi aera uincere summum
arboris haud ullae iactu potuere sagittae?
et gens illa quidem sumptis non tarda pharetris.
Media fert tristis sucos tardumque saporem
felices mali 2, quo non praesentius ullum,
pocula si quando saeuae infecere nouercae,
miscueruntque herbas et non innoxia uerba,
auxilium uenit ac membris agit atra uenena.
ipsa ingens arbos faciemque simillima lauro,
et, si non alium late iactaret odorem,
laurus erat: folia haud ullis labentia uentis,
flos ad prima tenax; animas et olentia Medi
ora fouent illo et senibus medicantur anhelis.

 

Nec uero omnes terrae possunt omnia ferre, pero ni todas las tierras pueden llevar todo; salices nascuntur fluminibus alnique paludibus crassis, los sauces nacen en los ríos y los alisos en las marismas cenagosas;  orni steriles montibus saxosis, los fresnos (campestres) estériles en las montañas rocosas; litora laetissima myrtetis, las riberas (son) muy fértiles en plantaciones de mirtos; denique Bacchus amat collis apertos, en fin Baco ama las colinas descubiertas; taxi Aquilonem et frigora, los tejos (aman) (el viento)Aquilon y los fríos; aspice et orbem domitum cultoribus extremis, mira también el mundo domado (trabajado) por los cultivadores que habitan los extremos;  domosque Eoas Arabum, y las casas orientales de los Árabes; Gelonosque pictos, y los Gelonos con el cuerpo pintado; patriae diuisae arboribus, las patrias (son) diversas para los árboles; India sola fert hebenum nigrum, la India sola produce el ébano negro;  uirga turea est Sabaeis solis, la rama de incienso es para los Sabeos solos; quid referam tibi balsamaque sudantia ligno odoratopor qué referirte a ti los bálsamos destilados por una madera aromática; et bacas acanthi semper frondentis?, y las bayas de la acacia siempre cubierto de hojas?;  quid nemora Aethiopum canentia molli lana, por qué (referirte) los bosques de los Etiopes blancos por una suave lanautque Seres depectant foliis tenuia uellera, y como los Seres arrancan de las hojas unos finos vellones?; aut quos lucos gerit India propior Oceano, o qué bosques lleva la India más cerca del Océano; sinus orbis extremi, el golfo del orbe extremo; ubi haud ullae sagittae potuere iactu uincere aera summum arboris?, (allí) donde algunas flechas no han podido por el lanzamiento vencer al aire más alto (la copa) del árbol;  et illa gens quidem non tarda pharetris sumptis, y esa gente sin embargo no (es) inexperta cogidas las aljabas; Media fert sucos tristis, Media produce los jugos ácidos; saporemque tardum mali felicis, y el persistente sabor del fruto saludable; quo non ullum auxilium uenit praesentius,  ningún auxilio viene más eficaz que el cualsi quando saeuae nouercae infecere pocula, si alguna vez unas malvadas madrastras envenenaron  los brebajes; miscueruntque herbas et uerba non innoxia, y mezclaron las hierbas y (pronunciaron) palabras  no inofensivas; ac agit membris atra uenenay expulsa de los miembros los negros venenos;  arbos ipsa ingens simillimaque faciem lauro, el mismo árbol es muy grande y muy semejante por su aspecto al laurel; et, si non iactaret  late alium odorem, y si no expandiese lejos otro olor; erat laurus, era (seria) laurel;  folia labentia haud ullis uentis, (sus) hojas (no son) caidas con ningunos vientos; flos tenax ad prima, la flor (es) tenaz muy fuerte; Medi fouent illo animas et ora olentia et medicantur senibus anhelis, los medos calienta con esto sus alientos y sus bocas infectadas y tratan a los ancianos asmáticos.

————————————————————————-

1 “Quid nemora Æthiopum cannentia molli lana”
Virgilio se refiere poéticamente al algodonero. Se suele considerar que la planta citada por el autor corresponde a la especie Gossypium herbaceum, aunque podría tratarse también de la especie arborescente  Gossypium arboreum. 

2 “Mali felices”
Virgilio se refiere al cidro, Citrus medica, que da un fruto, la cidra, parecido al limón; el adjetivo felix se refiere a sus virtudes curativas.

Aurea aetas (II)

Virgilio, en diversos pasajes de su obra, recoge también el mito de la perdida edad de oro. Pero en la cuarta égloga de las Bucólicas le da un enfoque más original: renunciando a la melancolía que supone el recuerdo de la edad feliz, canta el nacimiento de un niño milagroso que traerá de nuevo aquella gloriosa edad al mundo, poniendo fin a las calamidades de la terrible edad de hierro (se ha discutido mucho sobre la identidad de este niño, los cristianos medievales vieron incluso en él un anuncio del nacimiento de Cristo). Virgilio se hace eco de las profecías de la sibila de Cumas, que había anunciado la vuelta a la edad de oro cuando los astros volviesen a ocupar las posiciones que tenían en el comienzo del mundo, repitiéndose así los acontecimientos acaecidos en la Tierra.

Virgilio, Geórgicas, II, 536-540
ante etiam sceptrum Dictaei regis et ante
impia quam caesis gens est epulata iuuencis,
aureus hanc uitam in terris Saturnus agebat;
necdum etiam audierant inflari classica, necdum
impositos duris crepitare incudibus ensis.

etiam ante sceptrum regis Dictaei, también antes del cetro (reinado) del rey de Dicteo (Júpiter); et ante quam gens impia epulata est iuuencis caesis, y antes que la raza impía (de los hombres) se nutriese de jóvenes toros degollados; Saturnus aureus agebat hanc uitam in terris, Saturno aureo (rey de la edad de oro) llevaba esta vida sobre la tierra; necdum etiam audierant classica inflari, y todavía no se había oído las trompetas de guerra ser sopladas; necdum ensis crepitare impositos duris incudibus, ni crepitar las espadas puestas en los duros yunques.

 Virgilio, Geórgicas, I, 125-135
ante Iouem nulli subigebant arua coloni:
ne signare quidem aut partiri limite campum
fas erat; in medium quaerebant, ipsaque tellus
omnia liberius nullo poscente ferebat.
ille malum uirus serpentibus addidit atris
praedarique lupos iussit pontumque moueri,
mellaque decussit foliis ignemque remouit
et passim riuis currentia uina repressit,
ut uarias usus meditando extunderet artis
paulatim, et sulcis frumenti quaereret herbam,
ut silicis uenis abstrusum excuderet ignem.

ante Iouem nulli coloni subigebant arua, antes de Júpiter ningunos cultivadores removían los campos ; ne erat quidem fas signare aut partiri campum limite, y no era incluso lícito marcar o dividir el campo con un limite; quaerebant in medium, (los hombres) buscaban (el alimento) en común; tellusque ipsa ferebat omnia liberius, y la tierra misma producía todo más abundantemente; nullo poscente, nadie pidiéndolo; ille addidit uirus malum atris serpentibus, él (Júpiter) añadió un veneno maléfico a las negras serpientes; iussitque lupos praedari, y ordenó que los lobos depredasen; pontumque moueri, y que el mar se agitase; decussitque mella foliis, sacudió la miel de los hojas; remouitque ignem, ocultó el fuego; et repressit passim uina currentia riuis, y detuvo los vinos que corrían por doquier en arroyos; ut usus meditando extunderet paulatim artis uarias, para que la necesidad intentándolo hiciese salir poco a poco las artes diversas; et quaereret sulcis herbam frumenti, y buscase por los surcos el tallo del trigo; ut excuderet uenis silicis ignem abstrusum, para que hiciese brotar de las venas de la piedra el fuego escondido.

Bucolica, IV, 4-10
Ultima Cumaei uenit iam carminis aetas;
magnus ab integro saeclorum nascitur ordo.
iam redit et Virgo, redeunt Saturnia regna,
iam noua progenies caelo demittitur alto.
tu modo nascenti puero, quo ferrea primum
desinet ac toto surget gens aurea mundo,
casta faue Lucina; tuus iam regnat Apollo.

Iam uenit ultima aetas carminis Cumaei, ya ha llegado la última edad del canto (de la profecía) de Cumas; magnus ordo saeclorum nascitur ab integro, (y) un gran orden (período) de siglos nace de nuevo; iam et Virgo redit, ya la Virgen también vuelve; regna Saturnia redeunt, los reinos de Saturno vuelven; iam noua progenies demittitur alto caelo, ya una nueva raza es enviada desde el alto cielo; tu modo casta Lucina faue puero nascenti, tú solamente, Casta Lucina, favorece al niño naciente; quo desinet primum ferrea, bajo el cual cesará en primer lugar (la edad) de hierro; ac gens aurea surget mundo toto, y la generación (edad) de oro se elevará para el universo entero; iam regnat tuus Apollo, ya reina tu Apolo (Apolo tu hermano).

Bucolica, IV, 18-25
At tibi prima, puer, nullo munuscula cultu
errantis hederas passim cum baccare tellus
mixtaque ridenti colocasia fundet acantho.
ipsae lacte domum referent distenta capellae
ubera nec magnos metuent armenta leones;
ipsa tibi blandos fundent cunabula flores.
occidet et serpens et fallax herba ueneni
occidet; Assyrium uulgo nascetur amomum.

At tibi, puer, tellus fundet nullo cultu, pero para ti, niño, la tierra entregará, sin ningún cultivo; prima munuscula, (como) primeros pequeños presentes; hederas errantis passim cum baccare, hiedras errantes por doquier con nardos salvajes; colocasiaque mixta acantho ridenti, y colocasias mezcladas con el acanto risueño; capellae ipsae referent domum ubera distenta lacte, y las cabritillas ellas mismas llevarán a la casa (sus) ubres repletas de leche; nec armenta metuent leones magnos, y los rebaños no temerán a los grandes leones; cunabula ipsa fundent tibi flores blandos, tu cuna misma entregará (producirá) para ti flores deliciosas; et serpens occidet, y la serpiente perecerá; et herba fallax ueneni occidet, y la hierba engañosa del veneno perecerá; amomum Assyrium nascetur uulgo, el amomo de Asiria nacerá por todos los sitios.

Bucolica, IV, 28-30
molli paulatim flauescet campus arista
incultisque rubens pendebit sentibus uua
et durae quercus sudabunt roscida mella.

paulatim campus flauescet molli arista, poco a poco el campo amarilleará de una tierna espiga; uuaque rubens pendebit sentibus incultis, y la uva rojiza colgará de los matorrales salvajes; et quercus durae sudabunt mella roscida, y los duros robles sudarán (destilarán) mieles húmedas de rosada.

Bucolica, IV, 37-45
Hinc, ubi iam firmata uirum te fecerit aetas,
cedet et ipse mari uector nec nautica pinus
mutabit merces; omnis feret omnia tellus.
non rastros patietur humus, non uinea falcem,
robustus quoque iam tauris iuga soluet arator;
nec uarios discet mentiri lana colores,
ipse sed in pratis aries iam suaue rubenti
murice, iam croceo mutabit uellera luto,
sponte sua sandyx pascentis uestiet agnos.

Hinc, ubi aetas iam firmata fecerit te uirum, luego, cuando la edad ya afirmada te habrá hecho varón; et uector ipse cedet mari, y el pasajero él mismo se retirará del mar; nec pinus nautica mutabit merces, y el pino naval (navío) no intercambiará mercancías; omnis tellus feret omnia, toda tierra llevará (producirá) todas las cosas; humus non patietur rastros, la tierra no soportará los rastrillos; uinea non falcem, la viña (no soportará) la hoz; iam quoque robustus arator soluet iuga tauris, ya también el robusto labrador soltará los yugos a los toros; nec lana discet mentiri uarios colores, y la lana no aprenderá a mentir diversos colores; sed in pratis aries ipse mutabit uellera, sino que en las praderas el carnero él mismo cambiará sus vellones; iam murice rubenti suaue, tanto en púrpura que enrojece agradablemente; iam luto croceo, cuanto en gualda azafranada; sua sponte sandyx uestiet agnos pascentis, espontáneamente el sandyx vestirá a los corderos que pacen.

Republica apium

Nunc age, naturas apibus quas Iuppiter ipse
addidit, expediam, pro qua mercede canoros
Curetum sonitus crepitantiaque aera secutae
Dictaeo caeli regem pauere sub antro.
Solae communes natos, consortia tecta
urbis habent magnisque agitant sub legibus aeuum,
et patriam solae et certos nouere penates,
uenturaeque hiemis memores aestate laborem
experiuntur et in medium quaesita reponunt.
Namque aliae uictu inuigilant et foedere pacto
exercentur agris; pars intra saepta domorum
Narcissi lacrimam et lentum de cortice gluten
prima fauis ponunt fundamina, deinde tenaces
suspendunt ceras: aliae spem gentis adultos
educunt fetus, aliae purissima mella
stipant et liquido distendunt nectare cellas.
Sunt quibus ad portas cecidit custodia sorti,
inque uicem speculantur aquas et nubila caeli
aut onera accipiunt uenientum aut agmine facto
ignauum fucos pecus a praesepibus arcent.

Virgilio, Geórgicas, IV, 149-168

Nunc age, ahora ¡venga!; expediam naturas quas Iuppiter ipse addidit apibus, explicaré los institos que Júpiter mismo dio a las abejas; pro qua mercede, por la cual buen oficio (servicio dado); secutae sonitus canoros, habiendo seguido los sonidos melodiosos; aeraque crepitantia Curetum, y los bronces retumbantes de los Curetos; pauere regem caeli sub antro Dictaeo, alimentaron al dios del cielo en la cueva de Dicteo; solae habent natos communes, ellas solas tienen los hijos comunes (en común); tecta consortia urbis, techos (moradas) comunes de la ciudad; agitantque aeuum sub magnis legibus, y pasan la vida bajo grandes (poderosas) leyes; solae nouere et patriam et certos penates, ellas solas conocen una patria y unos penates (hogares) ciertos (inmutables); memoresque hiemis uenturae, y acordándose del invierno que debe venir; experiuntur laborem aestate, se entregan al trabajo en el verano; et reponunt in medium quaesita, y ponen en el medio (en común) los (víveres) buscados; Namque aliae, pues unas; foedere pacto, por acuerdo establecido (entre ellas); inuigilant uictu, se preocupan por el sustento; et exercentur agris, y se mueven sin descanso en los campos; pars ponunt intra saepta domorum, las otras ponen en el recinto de las celdas; prima fundamina fauis, (como) primeros fundamentos para los paneles; lacrimam Narcissi, una lágrima de Narciso; et gluten lentum de cortice, y la goma viscosa (que sale) de la corteza; Deinde suspendunt tenaces ceras, luego suspenden las tenaces ceras; Aliae educunt fetus adultos, otras hacen salir las crías crecidas; spem gentis, esperanza de la nación; Aliae stipant purissima mella, otras espesan las purísimas mieles; et distendunt cellas nectare liquido, y colman las celdas con el néctar líquido; Sunt quibus, hay (unas) a las que; custodia ad portas cecidit sorti, la guardia junto a las puertas ha caído en suerte; speculanturque in uicem aquas et nubila caeli, y ellas observan alternativamente las aguas y las nubes del cielo; aut accipiunt onera uenientum, o reciben las cargas de las que vienen; aut, agmine facto, o, habiendo formado la tropa (en orden de batalla);arcent a praesepibus fucos, alejan de las colmenas a los abejones; pecus ignauum, tropa perezosa.