Ensalada de malvas

Horacio, Odas Libro I, XXXI

Quid dedicatum[1] poscit Apollinem
vates? Quid orat de patera novum
fundens liquorem? Non opimae
Sardiniae segetes feraces,
non aestuosae grata Calabriae               5
armenta, non aurum aut ebur Indicum,
non rura, quae Liris[2] quieta
mordet aqua taciturnus amnis.
Premant Calena[3] falce quibus dedit
Fortuna vitem, dives et aureis               10
mercator exsiccet culillis
vina Syra reparata merce,
dis carus ipsis, quippe ter et quater
anno revisens aequor Atlanticum
inpune. Me pascunt olivae,
me cichorea levesque malvae.               15
Frui paratis et valido mihi,
Latoe[4], dones, at, precor, integra
cum mente, nec turpem senectam
degere nec cithara carentem.               20

 

quid poscit vates dedicatum Apollinem?,¿qué solicita el poeta al Apolo dedicado (en el día de la dedicación de su templo); quid orat fundens de patera liquorem novum?, qué pide vertiendo de la patera la libación de vino nuevo; non segetes feraces opimae Sardiniae, no las mieses fecundas de la rica Cerdeña;non armenta grata aestuosae Calabriae, ni los rebaños prósperos de la ardiente Calabria; non aurum aut ebur Indicum, ni oro ni marfil de la India; non rura, no los campos; quae taciturnus amnis Liris mordet aqua quieta, que el taciturno rio Liris lame con su agua tranquila; Premant vitem falce Calena quibus Fortuna dedit, poden la vid con la hoz de Cales (aquellos) a quienes la Fortuna les dio; et dives mercator exsiccet culillis aureis, y el rico mercader apure en los cálices de oro; vina reparata merce Syra, los vinos adquiridos a cambio de la mercancía de Siria; carus dis ipsis, (el mercader) querido por los mismos dioses; quippe ter et quater anno revisens inpune aequor Atlanticum, pues tres o cuatro veces por año volviendo a ver impunemente el mar Atlántico;  olivae pascunt me, las olivas me alimentan; cichorea levesque malvae me, la achicoria y la ligeras malvas me (alimentan); dones Lato,  mihi frui paratis et valido, concédeme  ¡Hijo de Laton! gozar de mis bienes adquiridos y teniendo salud;  at precor, pero te ruego; cum integra mente, con las facultades intactas; degere senectam nec turpem nec carentem cithara, pasar una vejez ni torpe ni carente de cítara.

[1] Este poema fue compuesto con ocasión de la consagración del templo de Apolo, edificado por Augusto en el Palatino en conmemoración de su victoria en la batalla de Actium
[2] Liris: río del Lacio
[3] Cales: ciudad de Campania, al norte de Nápoles
[4] Latone: madre de Artemisa y de Apolo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s